Palabras del Presidente

Pedro Pablo Hernández Pérez, Sub Oficial Mayor de Gendarmería de Chile.pedro_hernandez

Presidente Nacional de Anfup, Presidente de la Confederación Internacional de Trabajadores Policiales y Penitenciarios de Latinoamérica, Tesorero Nacional de ANEF, Consejero Nacional de la CUT.

Casado con Marta Sepúlveda G., tengo tres hijos, Matias, Javiera y M. Constanza.

Ahora que me estoy despidiendo de mi servicio y de todos ustedes, mis colegas en especial los socios de ANFUP, dirigentes y mis amigos, me gustaría compartir con todos, el camino recorrido para llegar a este momento.

Soy hijo de Manuel Hernández H., y de Yolanda Pérez M. Nacido en Talcahuano y criado en la comuna de Huelpencillo hoy Hualpen. Realizando actividades pastorales de mi  comunidad eclesial, donde participe activamente por cuatro años, conocí las cárceles como miembro del grupo misionero de la parroquia el Sagrario de Concepción, periodo que se vio trucado, pues, tuve que hacer el servicio militar obligatorio, el cual culmine como oficial de reserva del Regimiento Chacabuco de Concepción, posterior a ello postule al curso de Vigilante alumno promoción 1985, donde en mi permanencia como alumno  mantuve el cargo de Brigadier durante todo el año.

Realice mi practica en la  Ex Penitenciaria de Santiago y posteriormente fui destinado al CDP. de Valdivia, lugar donde trabaje por 3 años, después CDP. Los Andes, CCP. Valparaíso, cárcel vieja, un año cursando curso de paramédico, realizado por Gendarmería en la ciudad de Santiago y después la unidad de CDP. Arica Unidad donde trabaje por 11 años en los cuales estudie en la Universidad de Tarapacá y me titule de Ingeniero de Ejecución  en Administración Publica.

Pasado el tiempo fui trasladado a la IX Región al CET. de Vilcun, lugar donde vivo en la actualidad; tenía la necesidad de contar o mostrar este caminar para llegar a ser Dirigente Gremial, primero como Provincial en Valparaíso en el año 1991 hasta la fecha.

Hoy, cuando me estoy despidiendo del servicio, miro hacia atrás y parece que fuera poco el tiempo trascurrido, pero cuando recuerdo de cómo era Gendarmería en ese tiempo y veo la realidad actual hay una tremenda diferencia que no hemos sabido apreciar.

He tenido la oportunidad de conocer otros países y siempre lo que veo son los Sistemas Penitenciarios y creo por lo que he visto y comprobado que nuestro servicio Gendarmería, sin lugar a dudas, es el más eficiente y comprometido de toda Latino y Centroamérica, de tal manera, que somos ejemplo para el continente. De igual manera nuestra organización gremial destaca en el concierto latinoamericano, por ello es que se le entrega a la ANFUP, por intermedio de Pedro Hernández dirigir a la Confederación Internacional de Policías y Penitenciarios de Latinoamérica.

Pero aún hay mucho pendiente por hacer, y lo primero es  corregir la selección e ingreso de los funcionarios a la escuela de gendarmería, la formación del Gendarme no está acorde con los tiempos y es notoriamente deficiente, por que el foco no está en lo que hoy se requiere; hacer del gendarme un  agente rehabilitador y experto en seguridad.

Hace mucho tiempo que la institución, debería implementar un sistema de vigilancia, que reemplazara en gran medida al centinela en los muros, la tecnología está al alcance y los sistemas de turnos se verían beneficiados, y a si propender a la eliminación de los turnos que son muy extenuantes y estresantes para los mas jóvenes en el servicio.

La ANFUP también tiene un compromiso con los socios y socias de la planta tres de gendarmes no uniformados, pues ello al igual que la planta I  y II tienen un verdadero apego por la institución y trabajan en los mismos ambientes laborales y bajo los mismos peligro al interior de los establecimientos penales, por tanto es de toda justicio buscar soluciones a la ampliación de su planta para que puedan tener ascensos y pasar de la contrata a la carrera en la planta.

Gendarmería de Chile es un servicio de la administración publica, pero diferente dentro de la administración central del estado, por su carácter de uniformado, jerarquizado, y disciplinado, pero se debe agregar un cuarto elemento fundamental y es el de profesional, ósea un servicio de gendarmería Uniformado, jerarquizado, disciplinado y profesional, que sea poseedor de su propia identidad y no la busque en las tradiciones de las Fuerzas Armadas ya que esto militariza la función y conlleva abusos de poder y colisiona permanentemente con la actividad gremial, vulnerando muchas veces la normativa que da derechos y atribuciones al Dirigente.

Gendarmería es responsabilidad de todos no de algunos y cada uno debe de tener un compromiso con el servicio, ya que no solo tenemos derechos, sino también obligaciones y estas debemos cumplirlas de conformidad a la legislación. gendarmería está al servicio de las personas privadas de libertad y nuestra función es de Rehabilitar, vigilar y atender a los usuarios del sistema. Debemos entender que somos nosotros los que tenemos un deber con la institución y por el cumplimiento de este deber somos remunerados.

El movimiento gremial en gendarmería, siempre fue reconocido por la ANEF, la CUT y las autoridades del ejecutivo y el legislativo, pues se veía dentro de la diversidad que marcaba la ANFUP, ADPGEN y la ANOP,  claridad en alcanzar objetivos y la defensa de los representados, situación que hoy no es tal con la aparición de organizaciones constituidas hasta en juntas de vecinos lo que es un verdadero bochorno para los que históricamente defendimos y estamos en la lucha gremial.

Me retiro de mi queridísima ANFUP, con la convicción de que entregue lo mejor de mí, con dedicación y vocación de servicio por mis colegas, siempre pensando que la ANFUP es una fortaleza para Gendarmería y no una amenaza como hasta hoy la catalogan algunos que desconocen el carácter de servicio público de nuestro servicio, pues siguen comparando sus presillas con las de otros. Al igual debo decir que son muchos y espero que sean más los Oficiales Socios de ANFUP, pues hay grandes personas también en la Planta I como por ejemplo nuestro querido amigo del funcionario y hoy Director Nacional Tulio Arce, el refleja al oficial que trabaja codo a codo con el funcionario, haciendo de la función penitenciaria una vocación para cada uno de nosotros.

Quiero resaltar también en estas líneas la figura de una mujer que encarna el profesionalismo, capacidad y una entrega absoluta por el bien de Chile, me refiero a la Sra. Javiera Blanco, Ministro de Justicia, que con su llegada al ministerio en menos de un mes ingresara y sacara aprobado un Proyecto de ley para dar curso a los estancados ascenso y además que este proyecto tramitado por ella permitió que nadie perdiera  un solo peso de su sueldo pues se pago con retroactivo. También señalar la importancia del papel que ha jugado en todo este tiempo el Sr. Subsecretario de Justicia, don Ignacio Suarez, quien a sabido contribuir con su impronta de trabajo al servicio de Gendarmería y los demás servicios de la cartera, solucionando problemas pues su aporte ha permitido una importante y fluida comunicación con el ministerio de Justicia.

A si como yo todos pasamos y queremos dejar un legado, no sé, si lo conseguí, solo Uds., podrán decirlo pero aseguro que me esforcé por hacer de la función penitenciaria un  mejor sistema para los trabajadores y trabajadoras de Gendarmería de Chile.

PEDRO HERNANDEZ P.