PARTE TRABAJO DE AGENDA DE MEDIANO LAGO PLAZO Y ANFUP PROPONE REFUNDACIÓN DE LA PLANTA CIVIL DE GENDARMERÍA, COMO TAMBIÉN LA NECESIDAD DE  REESTRUCTURACIÓN DE LAS PLANTAS.

Commesa tecnicao lo comprometiera el Gobierno en la carta de la Presidenta de la República de junio de este año, hoy 19 de octubre se dio inicio a la llamada agenda de mediano largo plazo, para abordar las materias de carrera funcionaria en todas sus dimensiones, para ello el Director Nacional de Gendarmería de Chile don Jaime Rojas, en representación del Ejecutivo, creó una comisión técnica  integrada y liderada por la Jefa de RRHH Sra. Jacqueline Duran, además del equipo jurídico y  la supervisión del Subdirector de Administración y Finanzas don Sergio Palma , con participación de la representación de los trabajadores penitenciarios, misma que partirá formalmente con su trabajo el día de mañana viernes recibiendo todos los insumos y aportes de los gremios, con la finalidad de ingresar al Ministerio de Justicia la propuesta  de la llamada “nueva Gendarmería de Chile” la que será presentada  el día 15 de diciembre del presente.  En este sentido es dable recordar que el objetivo de esta mesa es instalar las bases políticas y técnicas orientadas a un proceso de reestructuración de las plantas que apunte a soluciones de fondo en las materias de promoción, ascensos, cantidad de grados, cargos, ingreso institucional y también egreso.

En este contexto y estando ANFUP consiente de la histórica postergación de la planta de gendarmes no uniformados-mal llamada planta 3- con fuerza hemos propuesto que nos es posible avanzar en materia de carrera funcionaria sin crear definitivamente una planta para profesionales, técnicos, administrativos y auxiliares, que asegure a lo menos un 80% de estos funcionarios en planta con un proceso de asimilación de grados que permita integrarlos a un sistema  de ascensos por cupo disponible, tiempos grado y requisitos similares a los de las plantas de oficiales y suboficiales, y con ello terminando con la discrecionalidad en las contrataciones y concesión de asensos por grado.

Lo anterior se fundamenta en que se puede observar la carencia absoluta de sistemas de ascensos y promoción, en un estamento integrado mayoritariamente por funcionarios en condición de contrata, y no siendo menor aquellos que se hallan en condición de honorarios. Esta sola  condición les  mantiene a  muchos y durante todas sus correspondientes carreras con la presión constante de la inestabilidad laboral. Ni comentar la condición en que se encuentran aquellos que se hallan en condición de honorarios, los que no tienen derecho a presentar licencias médicas, a solicitar feriados y menos el derechos de percibir indemnización alguna por término de contrato.   Ni hablar en este sentido de la negativa constante del sistema de previsión de DIPRECA de incorporarles a los programas previsionales y de salud, los que hoy les obligan a cotizar en el sistema público y de Isapres, y pese a estar expuestos en la mayoría de los casos a los mismos riegos que el personal penitenciario uniformado.

En el mismos sentido debemos hacer presente que los “gendarmes no uniformados”, deben atender hoy a buena parte de la población penal condenada a penas alternativas a nivel nacional, la que ya ha superó las 50.000 personas y mismo que a la fecha se les impone nuevas y rigurosas  metas en términos, por ejemplo, de la implementación del nuevo cumplimiento de penas, tales  como la puesta en marcha de la medidas de telemáticos y los controles de  medidas cautelares y condenas por delitos sexuales.

Así las cosas, la tramitación de la ley Nº 20.426 que “Moderniza Gendarmería de Chile, incrementando su personal y readecuando las normas de su carrera  funcionaria” no aumentó la planta de los “Gendarmes no uniformados”, más aumentó la condición de contrata y con ello acrecentando su precarización, menos se avanzó en la creación de un sistema de promoción y ascensos toralmente inexistente, quedando esto supeditado a la voluntad del jefe de servicio.

Nota aparte merece la problemática de la necesidad de la creación de un estamento especial destinado para la creación del “área de sanidad   penitenciaria”.

Por lo anterior Anfup compromete una vez más su apoyo y decidida lucha por esta postergada planta, esperando instalar en este trabajo los cimientos de lo que será la nueva carrera funcionaria de los Gendarmes.

No comments yet.

Deja un comentario